Creación de la Real Audiencia de Quito

29 de Agosto de 1563

Palabra Clave: oidores conde rey duque señor archiduque merced   maravedís
Extracto: La creación de la Audiencia de Quito. es el embrión jurídico donde se asientan los derechos inalienables de la futura Republica del Ecuador.

Don Felipe, por la gracia de Dios, Rey de Castilla, del León, de Aragón, de las dos Sicilias, de Jerusalén, de Navarra, de Granada, de Toledo, de Valencia, de Galicia, de Mallorcas, de Sevilla, de Cerdeña, de Córdova, de Córcega, de Murcia, de Jaén de los Algarves, de Algecira, de Gribaltar, de las islas de Canaria, de las Indias, islas y tierra firme, del Mar Océano; Conde de Barcelona; Señor de Biscaya y de Molina; Archiduque de Austria; Duque de Borgoña y Bravante y Milán; Conde de Flandes y de Tirol, etc. Por cuanto nos para la buena gobernación de la provincia del Quito y otras tierras que de yusi [sic] irán declaradas, habemos acordado de mandar fundar una nuestra Audiencia y Cancillería Real, que resida en la ciudad de San Francisco de dicha provincia del Quito, y habemos mandados que el nuestro Presidente y Oidores de la dicha Audiencia, vayan luego a residir y residan en ella y usen y ejerzan los dichos sus oficios en los límites que por nos le serán señalados; y porque es nuestra voluntad que la dicha. Audiencia tenga, son los siguientes: por la costa, hacia la parte de la Ciudad de los Reyes, hasta el puerto de Pauta exclusive y la tierra adentro hasta Piura y Cajamarca y Chachapoyas y Moyobamba y Motilones exclusive, de manera que la dicha Audiencia tenga por distrito hacia la parte suso dicha, los pueblos de Jaén, Valadolid, Zamora, Cuenca, la Zarza y Guayaquil, con todos los demás pueblos que estuvieren en sus comarcas y se poblaren y hacia la parte de los pueblos con lo demás que descubriere; y por la costa hacia Panamá hasta el puerto de la Buena Ventura inclusive y por la tierra adentro a Pasto, Popayán, Cali y Buga y Chapanchica y Querechicona y todos los dichos lugares con sus términos inclusive; y todos los demás lugares de la provincia de Popayán, han de quedar a la Audiencia del Nuevo Reino de Granada; y porque las cosas de nuestro servicio y administración de nuestra justicia y buena gobernación de las dichas tierras y provincias se hagan como deban y convengan al bien general de las dichas tierras; y visto por nuestro Consejo de las Indias y conmigo el Rey consultado, fue acordado que debíamos mandar dar esta nuestra cata en la dicha razón, y nos hubimos por bien por la cual mandamos a todos los nuestros Gobernadores y otras Justicias y Jueces cualesquier de la dicha provincia del Quito y de las otras provincias y tierras y pueblos de suso declaradas, a quien esta nuestra carta fuere mostrada o su traslado signado de Escribano Público o de ella, supiéredes en cualquier manera, y a cada uno de cualquier de vos en los lugares y jurisdicciones que en todo lo que por la dicha nuestra Audiencia vos fuere mandado, la obedezcáis y acatéis y cumpláis y ejecutéis y hagáis cumplir y ejecutar sus mandamientos en todo y por todo según y de la manera que por ella os fuere mandado, y les déis y hagáis dar todo el favor y ayuda que os pidiere y menester hubiere sin poder en ello excusa ni dilatación ni interponer apelación ni suplicación ni otro impedimento alguno so las penas que vos pusieres o mandare poner, las cuales nos por la presente vos ponemos y habemos por puestas y de damos poder y facultad para las ejecutar en los que rebeldes e inobedientes fueren y en sus bienes; y porque podría ser que por algunos impedimentos o por enfermedad u otras cosas que sucediesen al dicho nuestro Presidente y Oidores, no pudiesen llegar juntos a la dicha Ciudad de San Francisco del Quito y a los que llegasen antes que los otros les podría ser puesto impedimento en el uso y ejercicio de su oficios diciendo que no los podrían usar sino todos juntos, de que podrían suceder ruidos y diferencias; por ende, por la presente, queremos y mandamos y damos licencia y facultad a los dichos nuestro Presidente y Oidores para que cualquier o cualesquier de ellos que llegasen a la dicha ciudad de San Francisco del Quito, primero que los otros, no embargante que no lleguen y se juntan todos, puedan hacer y han la dicha Audiencia y entender y despachar y determinar las causas, pleitos y negocios de ella, como sí todos juntos estuviesen y residiesen en ella; para lo cual, por esta nuestra carta, le damos poder cumplido con todas sus incidencias y dependencias, anexidades y conexidades; y los unos, ni los otros no fagades, ni fagan en de él so pena de la nuestra merced y de cien mil maravedís para la nuestra Cámara.

Dada en Guadalajara, en 29 de agosto de mil quinientos sesenta y tres años. Yo el Rey.

Yo Francisco de Erazo, Secretario de su Majestad Real la hice escribir por su mandado.

Registrada, Ochoa de Luyando. Canciller, Martín de Ramón. El Licenciado Don Juan de Sarmiento. El Doctor Vázquez. El Licenciado Don Gómez Zapata. El Licenciado Alonso Muñoz.

ANH / SERIE CEDULARIOS: CAJA 1; 1563 ­ 1612; FS. 11 ­ 11 V.
TOMADO DE: MUNICIPIO DE QUITO, COLECCIÓN DE CEDULAS REALES DIRIGIDAS A LA AUDIENCIA DE QUITO; 1538 ­ 1600, TOMO I, QUITO, TALLERES TIPOGRÁFICOS MUNICIPALES, 1935, PP. UNO ­ TRES
*Todos los documentos reproducidos en este capítulo han sido tomados de Enrique Ayala Mora, Ed. Nueva Historia del Ecuador. Vol. 15, Corporación Editora Nacional / Grijalbo, Quito, 1995.

MARAVEDÍS  "Doble excelente, 750 Maravedí, católicos reyes, después de 1 497" Fuente: https://de.wikipedia.org/wiki/Maraved%C3%AD

 

 

 

 

 

oidor, ra.

(De oír).
1. adj. Que oye. U. t. c. s.
2. m. Ministro togado que en las audiencias del reino oía y sentenciaba las causas y pleitos.Real Academia Española

conde.

(Del lat. comes, -ĭtis, acompañante, miembro de un séquito).
1. m. Uno de los títulos nobiliarios con que los soberanos hacen merced a ciertas personas.
2. m. Caudillo, capitán o superior que elegían los gitanos para que los gobernase.
3. m. Entre los godos españoles, dignidad con cargo y funciones muy diversas, como los condes de los tesoros, de las escuelas, palatinos y otros. En lo militar, su categoría era inferior a la de duque.
4. m. En los primeros siglos de la Edad Media, gobernador de una comarca o territorio.
5. m. And. Hombre que manda y gobierna, después del manijero, las cuadrillas de gente rústica que trabajan a destajo.
~ de Barcelona.
1. m. Título del rey de España, que corresponde a los antiguos soberanos de Cataluña.
~ de Castilla.
1. m. En la Edad Media, hasta el rey don Fernando I, soberano independiente en gran parte de Castilla la Vieja. Real Academia Española

Rey.

(Del lat. rex, regis).
1. m. Monarca o príncipe soberano de un reino.
2. m. Pieza principal del juego de ajedrez, la cual camina en todas direcciones, pero solo de una casa a otra contigua, excepto en el enroque.
3. m. Carta de cada palo de la baraja, que tiene impresa la figura de un rey.
4. m. Paso de la antigua danza española.
5. m. En un juego, o por fiestas, persona designada para mandar a los demás.
6. m. Abeja maesa o reina.
7. m. Hombre, animal o cosa del género masculino, que por su excelencia sobresale entre los demás de su clase o especie.
8. m. coloq. Encargado de guardar los puercos.
9. m. germ. gallo ( ave).
10. m. pl. Epifanía ( festividad).
ORTOGR. Escr. con may. inicial.
el ~ Perico, o el ~ que rabió, o el ~ que rabió por gachas, o el ~ que rabió por sopas.
1. m. Personaje proverbial, símbolo de antigüedad muy remota. En tiempo del rey Perico. Acordarse del rey que rabió, o del rey que rabió por gachas.
~ de armas.
1. m. Caballero que en las cortes de la Edad Media tenía el cargo de transmitir mensajes de importancia, ordenar las grandes ceremonias y llevar los registros de la nobleza de la nación.
2. m. Persona que tiene oficio de conocer y ordenar los blasones y las genealogías de las familias nobles.
~ de banda, o ~ de bando.
1. m. Perdiz que sirve de guía a las demás cuando van formando bando.
~ de codornices.
1. m. Ave zancuda, del tamaño de una codorniz, con pico cónico comprimido lateralmente, alas puntiagudas, tarsos largos y gruesos, plumaje pardo negruzco con manchas cenicientas en el lomo, agrisado en la garganta y el abdomen, rojizo en las alas y la cola, y blanco amarillento en el borde de las plumas remeras. Vive y anida en los terrenos húmedos, y por acompañar a las codornices en sus migraciones, supone el vulgo que les sirve de guía. Su carne es muy gustosa.
~ de gallos.
1. m. Regocijo de carnaval en que un muchacho hacía de rey de otros.
2. m. Muchacho que hacía de rey en este regocijo.
~ de los trigos.
1. m. trigo salmerón.
Rey de Romanos.
1. m. Título dado en el Imperio de Alemania a los emperadores nuevamente elegidos, antes de su coronación en Roma, y a los príncipes designados por los electores del imperio para heredar la dignidad imperial.
~ de zopilotes.
1. m. Ave rapaz del orden de las Catartiformes, de un metro de longitud y hasta tres de envergadura. De plumaje blanco, excepto la cola y parte de las alas, que son negras, tiene el pico, la carúncula y el ojo de color rojo. Vive en los bosques de América Central y del Sur y se alimenta de carroña.
~ gallinazo.
1. m. Bol., Col., Ec. y Perú. rey de zopilotes.
Rey Mago.
1. m. En el cristianismo, cada uno de los magos que, guiados por una estrella, llegaron de Oriente para adorar al Niño Jesús.
~ zamuro.
1. m. Col. y Ven. rey de zopilotes.
~ zopilote.
1. m. Am. Cen. y Méx. rey de zopilotes.
alzar ~, o por ~, a alguien.
1. locs. verbs. Aclamarlo por tal.
aquí del ~.
1. loc. interj. favor a la justicia.
con el ~ en el cuerpo.
1. loc. adv. U. comúnmente para designar al ministro o empleado que hace alarde del nombre del rey y se excede en el uso de su autoridad.
echar ~es.
1. loc. verb. Distribuir cartas de la baraja entre cuatro o más personas, de las cuales han de ser compañeras en el juego aquellas dos a quienes toquen los primeros reyes que salgan.
hacer el ~ consulta.
1. loc. verb. ant. Dar audiencia el rey y oír consultas.
hacerle a alguien saltar por el ~ de Francia.
1. (Por alus. al ejercicio de los perros amaestrados, que saltaban por el rey de Francia y no por la mala tabernera). loc. verb. Apremiarle mucho, hacerle que se ajetree.
la del ~.
1. loc. sust. f. coloq. lo del rey.
lo del ~.
1. loc. sust. m. La calle.
ni ~ ni roque.
1. loc. sust. coloq. U. para excluir a cualquier género de personas en la materia que se trata.
no conocer alguien al ~ por la moneda.
1. loc. verb. coloq. Ser muy pobre, carecer de dinero.
no temer ~ ni roque.
1. loc. verb. coloq. No temer nada ni a nadie.
pedir ~ quien entra en el juego del mediator.
1. loc. verb. Designar un rey del palo que no es triunfo, para que se le entregue por una carta falsa que devuelve, o señalar por compañero a otro de los jugadores, que lo ha de ser el que tiene tal rey. Este le ayuda con las bazas que hace como compañero, y si pierden la polla, la reponen en la misma conformidad.
salir, o salirse, alguien con algo como el ~ con sus alcabalas.
1. locs. verbs. Salir adelante con su intento, porfiando hasta lograrlo.
servir al ~.
1. loc. verb. desus. Ser soldado.
venderse alguien al ~.
1. loc. verb. desus. Sentar plaza de soldado por la paga que marcaba la ley. Real Academia Española

duque.

(Del fr. duc).
1. m. Título de honor destinado en Europa para significar la nobleza más alta.
2. m. coloq. Pliegue que las mujeres hacían en el manto, prendiéndolo en el pelo y echando después hacia atrás la parte que caía por delante.
3. m. ant. General de un ejército.
4. m. ant. Comandante general militar y político de una provincia.
~ de alba.
1. m. Mar. Conjunto de pilotes sujetos por un zuncho de hierro o de otra manera, que se clavan en el fondo del mar en puertos y ensenadas y sirven como norayes. Real Academia Española

señor, ra.

(Del lat. senĭor, -ōris).
1. adj. Que es dueño de algo; que tiene dominio y propiedad en ello.U. m. c. s.
2. adj. coloq. Noble, decoroso y propio de señor.
3. adj. coloq. Antepuesto a algunos nombres, sirve para encarecer su significado. Se produjo una señora herida. Me dio un señor disgusto.
4. m. y f. Persona respetable que ya no es joven.
5. m. y f. Título que se antepone al apellido de un varón o de una mujer casada o viuda. Señor González, Señora Pérez; o al cargo que desempeña. Señores diputados, Señora Presidenta; en España y otros países de lengua española, se antepone al don o doña que precede al nombre. Señor don Pedro, Señor don Pedro González, Señora doña Luisa, Señora doña Luisa Pérez; en gran parte de América, al nombre seguido de apellido. Señor Pedro González, Señora Luisa Pérez; y en uso popular, al nombre solo. Señor Pedro, Señora Luisa.
6. m. y f. Amo con respecto a los criados.
7. m. y f. Término de cortesía que se aplica a un hombre o a una mujer, aunque sea de igual o inferior condición.
8. m. y f. coloq. suegro, suegra.
9. m. por antonom. Dios.
ORTOGR. Escr. con may. inicial.
10. m. Jesús.
ORTOGR. Escr. con may. inicial.
11. m. Poseedor de estados y lugares con dominio y jurisdicción, o con solo prestaciones territoriales.
12. m. Título nobiliario.
13. m. Tratamiento que se da a una persona real para dirigirse a ella de palabra o por escrito.
14. m. desus. Título que se anteponía al nombre de los santos. Señor San Pedro. El Señor Santiago.
15. m. desus. Héroe o protagonista de una historia.
16. f. Mujer que por sí posee un señorío.
17. f. Mujer del señor.
18. f. Mujer o esposa.
el gran ~.
1. m. Emperador de los turcos.
Nuestra Señora.
1. f. La Virgen María.
señora de honor.
1. f. Título que se daba a las que tenían en palacio empleo inferior a las damas.
señor de horca y cuchillo.
1. m. señor que tenía jurisdicción para castigar hasta con pena capital.
2. m. coloq. Persona que manda como dueño y con mucha autoridad.
señor del argamandijo.
1. m. El que tiene el mando de algo.
señor de los ejércitos.
1. m. Dios.
señor de salva.
1. m. ant. Personaje de mucha distinción o de elevada jerarquía.
señor de sí.
1. m. dueño de sí mismo.
~ mayor.
1. m. y f. Persona respetable, de avanzada edad.
descansar, o dormir, en el Señor.
1. locs. verbs. Morir con la muerte de los justos.
gloriarse alguien en el Señor.
1. loc. verb. Decir o hacer algo bueno, reconociendo a Dios por autor de ello y dándole alabanzas.
pues señor.
1. expr. coloq. U. para comenzar un cuento o un relato.
quedar alguien señor del campo.
1. loc. verb. Mil. Haber ganado la batalla, manteniéndose en la campaña o terreno en donde se dio o estaba el enemigo.
2. loc. verb. Haber vencido en cualquier disputa o contienda. Real Academia Española

archiduque.

1. m. En lo antiguo, duque revestido de autoridad superior a la de otros duques.
2. m. Modernamente, dignidad de los príncipes de la casa de Austria. Real Academia Española

Merced.

(Del lat. merces, -ēdis).
1. f. Premio o galardón que se da por el trabajo.
2. f. Dádiva o gracia de empleos o dignidades, rentas, títulos nobiliarios, etc., que los reyes o señores hacen a sus súbditos.
3. f. Beneficio gracioso que se hace a alguien, aunque sea de igual a igual.
4. f. Voluntad o arbitrio de alguien. Está a merced de su amigo.
5. f. Tratamiento o título de cortesía que se usaba con aquellos que no tenían título o grado por donde se les debieran otros tratamientos superiores. Vuestra o su merced.
6. f. Der. En el contrato de arrendamiento, renta o precio.
7. f. desus. Era u. como expresión de agradecimiento. Merced, muchas mercedes.
8. f. ant. Misericordia, perdón.
la ~ de Dios.
1. f. Era u. para designar la fritada de huevos y torreznos con miel.
~ de agua.
1. f. Reparto que se hacía de ella en algunos pueblos para el uso de cada vecino.
a ~.
1. loc. adv. Sin salario conocido, a voluntad de un señor o amo. Estar, ir, servir, venir a merced.
a ~ de.
1. loc. prepos. Dependiendo de una voluntad o fuerza ajenas. El barco quedó a merced del viento.
a ~es.
1. loc. adv. a merced.
darse, o entregarse, a ~.
1. locs. verbs. darse a discreción.
entre ~ y señoría.
1. loc. adv. coloq. U. para significar que algo es mediano, ni sobresaliente ni despreciable.
estar alguien para hacer ~es.
1. loc. verb. coloq. Estar acogedor, cordial, en disposición favorable.
~ a.
1. loc. prepos. gracias a. Real Academia Española

maravedí.

(Del ár. hisp. murabií, relativo a los almorávides, y este de mitqál murabiṭí, dinar [de oro]).
1. m. Moneda española, efectiva unas veces y otras imaginaria, que ha tenido diferentes valores y calificativos.
2. m. Tributo que de siete en siete años pagaban al rey los aragoneses cuya hacienda valía diez maravedís de oro, o siete sueldos, que era su equivalencia en tiempo del rey don Jaime el Conquistador.
~ alfonsí, o ~ blanco.
1. m. maravedí de plata.
~ burgalés.
1. m. Moneda de vellón con tres partes de cobre y una de plata, que mandó labrar en Burgos el rey Alfonso el Sabio, y valía la sexta parte del maravedí de plata.
~ cobreño.
1. m. Moneda antigua que valía dos blancas.
~ de la buena moneda, o ~ de los buenos.
1. m. De los de cobre, el que tenía más liga de plata.
2. m. maravedí de oro.
~ de oro.
1. m. Moneda con ley de 16 quilates de oro, que Alfonso el Sabio tasó en seis maravedís de plata.
~ de plata.
1. m. Moneda anterior a los Reyes Católicos, cuyo valor era la tercera parte de un real de plata antiguo.
~ novén.
1. m. maravedí viejo.
~ nuevo.
1. m. Antigua moneda de vellón, que equivalía a la séptima parte de un real de plata.
~ prieto.
1. m. Moneda antigua, de menos valor que la blanca.
~ viejo.
1. m. Moneda de vellón que corrió en Castilla desde el tiempo de Fernando IV hasta el de los Reyes Católicos, y valía la tercera parte de un real de plata. Real Academia Española

9 de Octubre de 1820

La decisión final, la ruptura de las ataduras con la Madre Patria, era nosotros o nosotros, los guayaquileños no podían ser  ....

Grito Libertario en Quito

 La acción más sincera de Amor a la Dignidad de la Nación, fue la manifestación soberana, publica y abierta al Mundo de los protagonistas del 10 de Agosto de 1809...

Día del Escudo Nacional del Ecuador

La Dignidad Nacional se representa en el Escudo, un pueblo es merecedor de un símbolo que reflejen las glorias pasadas y nos ilumine el sendero ...