¿EN QUE CONSISTE NUESTRO "PATRIMONIO CULTURAL"?


¿EN QUE CONSISTE NUESTRO "PATRIMONIO CULTURAL"?

La cultura no es algo estático, que se crea una vez y permanece siempre igual. La cultura se va haciendo. Sería equivocado considerar como patrimonio cultural sólo los viejos edificios y los objetos que hicieron nuestros abuelos y que hoy yacen muertos en bodegas y museos; todas esas creaciones materiales son manifestaciones de la creatividad de nuestro pueblo en algún momento de su historia, y esta creatividad sigue expresándose continuamente.

Aquellos objetos antiguos y más recientes creados por nuestro pueblo forman parte del proceso dinámico de la cultura, en que se van inventando, cambiando, adoptando los elementos de nuestro modo de vida peculiar.

A grandes rasgos podemos dividir el patrimonio cultural en dos grupos:

  • Bienes materiales, 

  • Bienes espirituales.

Entre los bienes materiales cabe mencionar los objetos de las culturas prehispánicas (la multiplicación de hallazgos arqueológicos nos está permitiendo conocer un poco mejor aquella tan prolongada y rica fase de nuestra historia). Igualmente deben contarse entre ellos las innumerables obras de arte arquitectónico, escultórico y pictórico de los siglos coloniales: los libros, documentos y demás objetos que reflejan el estilo de vida que, impuesto por España, llegó a mestizarse con el indígena para darle al Ecuador sus actuales características culturales. Los documentos y objetos que traen a la memoria las luchas de la Independencia; y, la creación de la República también son parte de los bienes culturales materiales.

De este modo, no sólo las obras de arte constituyen el patrimonio cultural. Forman parte también los objetos de uso diario, que caracteriza el estilo de vida de nuestro pueblo —o de una parte de él— durante una determinada época: su indumentaria, los adornos personales, los implementos domésticos y de trabajo, los objetos que emplea en sus fiestas, los instrumentos musicales, etc.

Botella  doble silbato ornito.

Ocarina

Acta de la Independencia de Guayaquil

Además de los edificios individuales que en cada ciudad o pueblo destacan por sus méritos de construcción y ornamentación, o por ser representativos de un estilo de arquitectura religiosa, civil o popular, también debemos incluir en el concepto de "patrimonio cultural material" los conjuntos pueblerinos y urbanos completos que le dan su carácter específico a una aldea o una ciudad .

Iglesia San Francisco.

*

Iglesia San Francisco.

En sí misma es un bien cultural la unidad de la pequeña ciudad andina con su plaza, su iglesia, sus casas de muros encalados y techos de tejas; pertenece al patrimonio cultural la armoniosa unidad de una gran ciudad señorial con sus calles adoquinadas y sus casonas de patios y traspatios y balcones; o las viviendas montubias con corredores adornados de flores, tan ligadas a los ríos de nuestra vertiente occidental; lo es, asimismo, la unidad de un pueblo o ciudad costeña con sus típicas casas de madera.

Esto nos lleva a mencionar la estrecha relación que hay entre el patrimonio cultural (el creado por el hombre) y el patrimonio natural, no sólo en lo que se refiere al valor económico de éste, sino principalmente en lo que toca a su belleza e interés científico.

Iglesia de El Vergel.

Vista desde el margen izquierdo del río Tomebamba. Cuenca.

En efecto, desde las casas montubias diseminadas en los parajes fluviales hasta los grandes centros urbanos, la vivienda humana siempre forma parte de un paisaje natural con el cual interactúa. Bosques y praderas, ríos y cascadas, cuevas y riscos, junto con su flora y su fauna, deben guardarse de contaminaciones y destrucciones tanto como las mismas creaciones humanas.

En cuanto a bienes espirituales, parten de la inquietud del hombre por explicarse el universo y su propia existencia, así como de la necesidad de comunicarse con sus prójimos.

Entre tales bienes deben mencionarse el lenguaje hablado y escrito, el gran acervo de mitos, leyendas, cuentos, adivinanzas, coplas y dichos que forman la tradición oral de un pueblo. A la literatura escrita a las obras de música académica se unen la música, danzas y ritos tradicionales que acompañan tantas ceremonias y fiestas que reflejan las creencias religiosas y aun mágicas de amplios y diversos sectores del pueblo ecuatoriano.

Claro está que muchas veces se combinan en los bienes culturales lo material con lo espiritual: un juego infantil combina un juguete con una cipla, una fiesta- que es el reflejo de una organización y de creencias básicamente populares- combina los disfraces, las máscaras y las comidas con música, danza y teatro, en una mezcla de ceremonia católica y pagana.

De lo anterior se deduce que el patrimonio cultural esta constituido no sólo por las  obras del pasado, sino por la cultura actualmente viva y variada gracias a la pluralidad étnica de nuestro país.


¿Qué significa Patrimonio

 

Importancia del Patrimonio

* http://www1.ecua.net.ec/foto.asp?indice=12

Volver Atrás