Cantón MILAGRO

El cantón Milagro es cantón desde el 17 de septiembre de 1913, esta floreciente población tiene un capítulo especial dentro de la historia ecuatoriana por sus tradiciones, las que han venido trasmitiéndose de generación en generación.

El nombre de Milagro se origina a que en el año de 1784 llegó a la parcialidad Los Chirijos un oidor de la real audiencia de Quito llamado Miguel de Salcedo, durante su estadía su esposa María enfermó de paludismo agudo, agravándose su estado debido a las continuas fiebres que soportaba. A fin de solicitar salud para la enferma se organizó una novena en honor de San Francisco de Asís, coincidiendo que en uno de estos días, también un indio Chirijo, vecino del español le entregó a Miguel de Salcedo un puñado de raíces, compuesto por quina y trozos de bejuco llamado Zaragoza y le dio un cocimiento de aquellas hierbas a la enferma, las que le devolvieron la salud luego de 10 días.  El español con agradecimiento a San Francisco de Asís autor del milagro, pidió al Gobernador de Guayaquil, que se fundará una villa con el nombre de San Francisco de Milagro, quedando así con este nombre en la historia y geografía del país.

15 de diciembre de 1786

Según el arqueólogo Julio Viteri Gambóa, Milagro fue habitada desde hace años por numerosas poblaciones aborígenes perteneciente a la cultura cayapa-colorado, que ocupaban también las jurisdicciones de las que son hoy las Provincias de Los Ríos y Guayas. En la zona de Milagro, esta cultura estaba integrada por parcialidades aborígenes de Los Chirijos, Los Chobos, Los Chilintomos, Yaguachis y Boliches.  Era el estero Chirijo formado por un brazo de Chimbo, río por donde llegaban los mercaderes desde Zamborondón y Babahoyo.  En este sitio nació Milagro que nada tiene de la cultura inca o de maya.

La progresista ciudad de Milagro, una de las más importantes del litoral ecuatoriano, se halla asentada en tres haciendas convergentes Valdez Milagro y San Miguel.  En la ciudad de Milagro, es de admitir su crecimiento poblacional, y una serie de ciudadelas que adornan y completan el marco atractivo de urbe progresista; su población pasa de los 120.000 habitantes, dividida en la actualidad en cuatro parroquias urbanas y esta a su vez en grandes sectores barriales.

  1. Parroquia Camilo Andrade, con sus barrios centrales, La Granja y Banco de la Vivienda.

  2. Parroquia Chirijo, con sus barrios Seguro Social, Chirijo Paraíso y Apolo.

  3. Parroquia Enrique Valdez, con sus barrios Valdez, Rosa maría, San Francisco Pager, Bellavista y Berlín Oeste.

  4. Parroquia Ernesto Seminario, con sus barrios Nuevo Milagro, San Miguel, El Porvenir, Berlin Este y Vía Panisión.

Paralelamente con el crecimiento poblacional y urbanístico de Milagro ya en escala ascendente y pasos acelerados el desarrollo del comercio, la industria y la agricultura en sus predios cercanos.

Merece un aplauso el entusiasmo y preocupaciones de sus principales personeros, en el aspecto educativo como base de sustentación del adelanto de la urbe, ya que Milagro cuenta con extensión universitaria, 18 colegios, 110 escuelas, 25 academias artesanales: es de admirar el esfuerzo constancia y sacrificio de los numerosos alumnos que concurren diariamente a las universidades a centros superiores de la ciudad de Guayaquil, para prepararse y ofrecer sus servicios profesionales a la  comunidad milagrera y ecuatoriana, como lo hizo el hombre milagrero, Econ. Abdón Calderón Muñoz.

Esta ciudad con sus ingenios de Azúcar Valdez y San Carlos ha abastecido durante años con este producto vital a las ciudades del Ecuador.

La piña de Milagro que crece en abundancia también ha copado los mercados nacionales e internacionales.

En fin, en sus contornos se extiende hermosas haciendas y propiedades que proporcionan arroz, frutas y las zonas ganaderas aportan con carne y leche.

 

Por cualquier ángulo que se mire a Milagro, se ve la pujanza y constancias en su superación cada día saludamos a Milagro con la unción cívica y patriótica y nos comprometemos trabajar innecesariamente por su grandeza y prosperidad que la renovamos en este día que conmemoramos un aniversario más de su cantonización.

HIMNO DEL CANTÓN MILAGRO

Letra: Víctor Aguilar

Música: Carlos González.

 CORO

Tierra Dulce, ardorosa y fecunda,

Por todo ello más madre y mas tierra,

¿Que tesoro tu entraña no encierra?

Que dulzura tus senos no dan?

 ESTROFAS

Vibra el beso del sol, como un himno

Encendiendo la gloria del agro

Y en el beso floreces, Milagro,

Que custodian los Andes y el Mar.

 

Eres tu tierra nuestra bendita

Tú, el milagro del trópico intenso

Tú el latiente verdor del inmenso

Corazón de la costa feraz.

 

Canta la égloda en son de epopeya

Y se adunan la industria y los campos

Para darse, sin tregua en los campos

Que edulcoran la patria total.

 

Flora enciendes su magia fragante

y viril en las cañas, se amiña

en la antorcha de miel de la piña

y el cimbreño vaivén del palmar.

 

Pueblo libre! Que amable y propicia

Te es por siempre la ardiente natura

Ella enciende tu sed de cultura

Y estimula tu esfuerzo social.

 

El vigor de la ubérrima tierra

Se trasunta, fecundo en tu mente

Y armonizan tu sol y tu gente

En la eterna misión de crear

 

En tu nombre, Milagro está el signo

De la pródiga mano divina,

Y en tu nombre, a la patria ilumina

En futuro de gloria y de paz.

 

Sea tu himno un cantar de la patria

Y, sin ella tu nombre está escrito:

Ecuador, Ecuador! Sea el grito

Que se escucha en la estrofa final.

 

El floreciente cantón Milagro, que antiguamente se llamaba Chirijo, primero fue parroquia de Guayaquil, luego de Yaguachi y el 17 de Septiembre de 1913 fue declarado cantón.

Milagro estuvo poblado por tribus pertenecientes a los Cayapas y Colorados; allí se encontró una especie de adoratorio, rodeado de un muro. También se han encontrado tolas y en ellas variados objetos, calaveras con dientes con clavitos de oro incrustados.

En este cantón se encuentra el Ingenio Valdéz, gran productor de azúcar y Luz María.

Su cabecera cantonal es Milagro que se encuentra a la orilla derecha del río de su mismo nombre. Cuentan que…. Los antiguos campesinos tenían un cantar que decía:


¡ Padre San Jacinto
pide siempre a Dios,
en Chirijo piñas
en Yaguachi arroz ¡

Actualmente Milagro tiene casi todas sus calles pavimentadas, hay modernos edificios, instituciones sociales y de beneficencia; es una ciudad pintoresca muy bien arreglada; su suelo fértil se encuentra todo cultivado, hay varias industrias y su comercio es muy activo. En la ciudad existen escuelas, colegios, centros deportivos y culturales. El cantón Milagro es el mayor productor de piñas. Milagro es un pueblo amante del progreso.


"Milagro y la Revolución Liberal"
En Milagro se dio el primer grito revolucionario, los milagreños se levantaron en armas el 12 de Febrero de 1895 contra el Gobierno, preludio de la histórica fecha del 5 de Junio.


Eran los primeros días de Enero de 1895, el Gobierno del presidente Dr. Luis Cordero se encontraba envuelto en el escándalo de la "venta de la Bandera".

El día 7 circulo en Milagro una hoja volante que decía así: "Os invitamos valientes y pundonorosos militares a que os ayudéis a salvar el nombre de la Patria, no somos vuestros enemigos, vosotros lo sabéis, somos hermanos y juntos confundamos al traidor que ha cubierto de lodo inmuncio el Pabellón que habéis jurado defender". Los jóvenes milagreños encabezados por el más tarde Coronel Enrique Valdez Concha, Pedro J. Montero y Antonio Velasteguí, se une a ellos el Coronel Tomas Domingo Maridueña, el carpintero Antonio Benjamín Herrera, Aurelio Brito, Eliécer Astudillo, Leonidas Campuzano, José Miguel Gomero, Simón Pardo, Tomas y Norberto Acuña, los manabitas Arancea y otros, con los que se formo un improvisado batallón de no más de 150 hombres que lucharon al mando del General Pedro J. Montero.


"Todos ellos se levantaron en armas el día 12 de febrero al grito de viva la Patria, abajo el gobierno traidor"

Este improvisado batallón de valientes, se dirigía a la ciudad capital y el día 17 del mismo mes, a las 11 de la mañana entre Venecia Conducta se enfrentaron a las huestes gobiernistas del Batallón No 3. dirigidas por el Comandante Recalde.

El número, la experiencia y el equipo militar de los soldados gobiernistas, se impusieron a la acción heroica de los milagreños, pero ante la historia, su nombre ha quedado grabado para siempre. Antonio B. Herrera que no alcanzo a huir fue condenado a rendirse y como se negara profiriendo mas bien un insulto, fue herido, luego lo laceraron y así amarrado fue arrastrado hasta Conducta.

Su cadáver se encontró en Naranjito. La sangre de este milagreño fue la primera semilla de este pueblo, de la misma que germino la Revolución Social del Liberalismo de Alfaro: por eso, como un acto de justicia el periódico guayaquileño "El Grito del Pueblo" se expreso así:

Después del inicuo negociado del crucero esmeraldas, el pueblo de milagro dio el primer grito de Revolución contra el Progresismo. Bien podemos decir que el 12 de Febrero fue un día feliz preludio del 5 de junio de 1895.

 

Volver Atrás